vídeos ópera

Loading...

jueves, 4 de noviembre de 2010

MIS ESCRITORES FAVORITOS 3 (y ensayo)

Las utopías, desde los clásicos de Tomás Moro o Campanella, han elaborado un mundo supuestamente mejor, pero basado en una concepción totalitaria. Es algo observado por ciertos escritores modernos, que han planteado ficciones negativas, es decir, antiutopías, como:

A. HUXLEY: "Un mundo feliz". Una sociedad donde las personas viven alienadas en una sexualidad recreativa, desligada de la reproducción. Además de existir otros modos de control y apaciguamiento, como el "soma" (droga) y ciertos espectáculos que se ven en una pantalla. Y se ha olvidado la cultura humanista clásica. ¿Os suena?

G. ORWELL: "1984". Es una crítica más política y desesperanzada. El peligro del control estatal realizado, en nombre de un supuesto bien común, por determinadas ideologías.

M. HOUELLEBECQ: "Las partículas elementales". En realidad es una crítica del nihilismo hipersexualizado de las actuales sociedades occidentales. La parte final de esta novela es la más propiamente utópica, y me parece la más floja, y en cierto modo contradictoria con el resto del libro.

En esta línea de crítica, estarían algunos poemas de J. MARTÍNEZ MESANZA, como "Contra Utopía I" y "Contra Utopía II" (de "Europa").

Nuestra sociedad moderna, nihilista, multicultural, relativista, puede ser descrita en términos como "fragmento, enigma y espantoso azar" (NIETZSCHE lo escribió en el siglo XIX en "Así habló Zaratustra"). Y nacieron ideologías utópicas y revolucionarias que se adjudicaron a sí mismas el papel de conducir a la Historia hacia un mundo "mejor". Véanse los terroristas de "Demonios" de DOSTOIEVSKI o de "El agente secreto" de CONRAD (ese enigmático e inolvidable "Profesor").

No deja de ser significativo que buena parte de los autores que acabo de citar sean vistos, por los actuales ideólogos "progresistas" y "biempensantes", como conservadores cuando no francamente "reaccionarios".

¿Qué opináis?

10 comentarios:

  1. Otra novela que trata el asunto de los grupos terroristas de principios del siglo XX sería "El hombre que era Jueves" de CHESTERTON, aunque enfocado desde una perspectiva más abstracta, literaria, paradójica, irónica y, en realidad, religiosa (en el fondo es una parábola).

    ResponderEliminar
  2. De hecho, ya el filósofo Karl Popper advirtió del peligro de las utopías.

    ResponderEliminar
  3. Un amigo me ha dicho que también la democracia fue en su momento una utopía. Pero sus primeros teóricos fueron filósofos, como Locke o Montesquieu, que elaboraron teorías políticas de un modo refinado, sin apelar a un horizonte mítico propio de las utopías (las cuales en esto se parecerían a ciertos nacionalismos) y sin postular la creación de un grupo o partido que reformaría la sociedad de un modo absoluto y totalizante. Y cuando los revolucionarios liberales cayeron en el mito utópico, surgió el Terror (véase la Convención francesa).

    ResponderEliminar
  4. +Has le'ido @Todos sobre Zanz'ibar@ de John Brunner_

    *El teclado me hace cosas raras(

    ResponderEliminar
  5. Pues no lo he leído, Ilión, me suena que debe ser una novela de ciencia-ficción, ¿no? Supongo que la recomiendas. Creo que es uno de tus géneros favoritos. Me gusta la ci-fi pero no he leído mucho, al que más a R. Bradbury (Crónicas marcianas), y relatos de Asimov o Ph. K. Dick. ¡Ah! y "Solaris" de S. Lem ¿La has leído? Me parece prodigiosa.
    ¿Has leído "Fundación" de Asimov? Es uno de los libros que tengo pendientes. Igual que "Dune" de Herbert. Ya me aconsejarás.

    ResponderEliminar
  6. ¿Has leído 'La buena terrorista' de Doris Lessing?

    ResponderEliminar
  7. Pues no, Gillian, ¿la recomiendas? ¿De qué trata?

    ResponderEliminar
  8. Otras dos novelas relacionadas con este tema, las cuales no he leído, serían "Bajo la mirada de Occidente" de CONRAD e "Historia de Mayta" de VARGAS LLOSA.

    ResponderEliminar
  9. Se trata de unos jovenes anti-sistema en Londres en los años 80. La protagonista es la terrorista del título. Una de las cuestiones que se plantea es hasta que punto de vista la protagonista es una buena terrorista en los 2 sentidos de la palabra: ética y eficaz.
    Lessing, muy radical in muchas de sus ideas, sorprendió muchos de sus fieles por su actitud hacía estos jovenes extremistas que se pintan como imaduros, inconscientes y consentidos. Lo leí cuando se publicó y no sé si ahora puede parecer un poco antigüo pero lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Gillian, pero no me queda muy claro si Lessing se muestra crítica con los terroristas o más bien es complaciente. En todo caso, otra novela más para añadir a mi lista de libros pendientes.

    ResponderEliminar