vídeos ópera

Loading...

jueves, 27 de marzo de 2014

Poema "EN LA MUERTE DE LEOPOLDO MARÍA PANERO"

Blasfemia como un rezo,
besos, labios entrecruzados
boqueando en el hastío inagotable:
necesitan el escaso oxígeno disponible
entre tanto vómito y la repugnancia fecal
inherente a la materia.


Pues no hay forma humana de acceder
al jardín siempre prohibido,
al lujurioso jardín de la infancia perdida:
delicados parterres y fuentes
ebrios de sol:
¿dónde aquella juventud restallante en cuerpos
que huían de la aniquilación?

martes, 25 de marzo de 2014

Un poema de WILLIAM CARLOS WILLIAMS.

Un poema del norteamericano William Carlos Williams (1883-1963):

RETRATO DE UNA DAMA

Tus muslos son manzanos
cuyas flores tocan el cielo.
¿Qué cielo? El cielo
donde Watteau colgó la zapatilla
de una dama. Tus rodillas
son una brisa del sur -o
una ráfaga de nieve ¡Ah! ¿Qué
clase de hombre era Fragonard?
-como si eso aclarase
algo. Ah, sí -bajo
las rodillas, cuando el ritmo
languidece de ese modo, es
uno de esos blancos dias de verano;
la alta hierba de tus tobillos
aletea sobre la playa-
¿Qué playa?
la arena se pega a mis labios
¿qué playa?
Ah, pétalos tal vez. ¿Cómo
puedo saberlo?
¿Qué playa? ¿Qué playa?
Dije pétalos de un manzano.

Poemas de WALLACE STEVENS

Algunos poemas del norteamericano Wallace Stevens (1879-1955):

La noche tiene el color 
del brazo de una mujer:
noche, la mujer, 
oscura, 
fragante y dócil 
se oculta a sí misma. 
Un estanque brilla, 
como un brazalete 
agitado en un baile.

----------

TATUAJE 

La luz es como una araña. 

Se arrastra sobre el agua. 
Se arrastra sobre los filos de la nieve. 
Se arrastra bajo tus párpados 
y extiende ahí sus telarañas– 
Sus dos telarañas. 

Las telarañas de tus ojos 

están atadas 
a tu carne y a tus huesos 
como a las vigas o a la yerba. 

Hay filamentos de tus ojos 

en la superficie del agua 
y en las aristas de la nieve.

----------


Dos aforismos:


"La primavera es como una bella desvistiéndose".

"La poesía es un faisán que se esconde entre la maleza".

----------


Y algunos versos sueltos, fragmentarios:


La vida es un antiguo casino en un jardín.
Los picos de los cisnes se aplastan contra el suelo.

(...) 

y una gran decadencia se posa como el frío.

(...)

¿La función del poeta es tan sólo sonido,
más sutil que la más ornada profecía,
rellenando el oído? Le obliga a ejecutar
tantas repeticiones eternas, su aleación
de porciones de ébano y hebras de paraíso.
Lo lastra con amables lógicas para el pulcro.
Y es parte de nosotros al ser naturaleza.

(...)

Ahora bien, que las cosas den vueltas
y más vueltas, es algo que contiene
sonoridades ciertamente clásicas.